El tipo de grupo sanguíneo influye en contraer enfermedades cardiacas

La mayoría de nosotros sabemos que tener un alto grado de colesterol y la tensión arterial alta afecta a la hora de padecer alguna enfermedad cardíaca. Además, existen investigaciones que han descubierto una nueva forma de sufrir problemas cardiovasculares dependiendo del grupo sanguíneo al que pertenezcamos.  

Cuando hablamos de una donación de sangre es fundamental mencionar que existen cuatro grupos sanguíneos en función de la proteína (antígeno[1]) que esté en la superficie de los glóbulos rojos: A, B, 0 y AB. Además, aparece otro antígeno en la membrana de los hematíes[2] denominado Rh, que puede ser negativo o positivo.

Estos antígenos están ubicados en los glóbulos rojos, en diversos tejidos, como las plaquetas, neuronas sensoriales o en la pared de los vasos sanguíneos (endotelio vascular).

Hace  tiempo se llegó a la conclusión de que aquellas personas que no perteneciesen al grupo sanguíneo 0, podrían tener un riesgo de problemas cardiovasculares. Esto se debe a que las personas que no son del grupo sanguíneo 0 tienen una mayor concentración  en la sangre de una proteína necesaria para la adhesión de plaquetas, en concreto un 25 % más. Aun así, durante ese periodo de tiempo no hubo ningún estudio que certificara que el grupo sanguíneo tendría algo que ver con enfermedades cardiacas.

Por ello, investigadores del Brigham and Women’s Hospital y de la Harvard Medical School (Boston, EEUU) analizaron los datos recogidos en dos estudios que fueron: el Nurses’ Health Study y el Health Professionals Follow-up Study. La muestra era un total de 62.073 mujeres y 27.428 hombres de entre 30 y 75 años con sus respectivos grupos sanguíneos. Durante este estudio se registraron las enfermedades cardiovasculares que los participantes desarrollaron a lo largo de 20 o más años de seguimiento.

Con estos datos recogidos llegaron a la conclusión de que el grupo sanguíneo con mayor probabilidad de contraer una enfermedad cardiovascular es el de tipo AB con un 23 % más de posibilidades que el tipo 0, siendo  éste el que menos probabilidades tiene. Con un 11% de probabilidades de padecer esta enfermedad se encuentra el grupo sanguíneo de tipo B y con un 5% aquellos de tipo A.

Según Lu Qi, autor del estudio y profesor del Departamento de Nutrición en la Universidad de Harvard, esta investigación puede derivar a otras como por ejemplo, el poder saber si la dieta que tiene cada individuo influye en los grupos sanguíneos y en las enfermedades cardíacas.

 *Artículo realizado por:  Rebeca Preciados Sola 2ºBach. E

[1] Antígeno. Es una sustancia que induce la formación de anticuerpos, debido a que el sistema inmune la reconoce como una amenaza. Esta sustancia puede ser extraña (no nativa) proveniente del ambiente (como químicos) o formada dentro del cuerpo (como toxinas virales o bacterianas).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s