Aplicaciones medicinales del olor

Una investigación ha descubierto que la piel tiene receptores olfativos que se activan con el aroma de sándalo, lo que explica las propiedades medicinales que se le atribuyen desde antiguo

Un olor agradable no solo abre la puerta de la vasta estructura del recuerdo, como poéticamente describía Proust. También puede ser curativo, como acaba de descubrir un equipo de investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania). Según su trabajo, la piel tiene receptores olfativos. Esto en sí no es una gran sorpresa, que investigaciones anteriores habían encontrado que no sólo existen en la nariz, sino que también se encuentran en otros partes del cuerpo, como por ejemplo, los espermatozoides, la próstata, el intestino y los riñones.

En realidad la piel es una especie de prolongación periférica del sistema nervioso, y ambos derivan de la misma capa embrionaria, el ectodermo. Gracias a la piel recibimos sensaciones del medio ambiente que nos rodea y estas viajan al sistema nervioso central. Y, como ahora acaba de descubrir esta investigación publicada en el “Journal of Investigative Dermatology“, algunos de esos estímulos podrían tener propiedades curativas.

El olor a sándalo acelera la cicatrización de las heridas

El equipo, dirigido por Daniela Busse y Hanns Hatt del Departamento de fisiología Celular de la Universidad publicó el descubrimiento de varios tipos de receptores olfativos en los queratinocitos, as células que forman la capa más externa de la piel.

Uno de esos receptores se activa con un aroma de madera de sándalo sintético, llamado Sandalore, que se utiliza con frecuencia en las varillas de incienso y es un componente habitual de los perfumes. Y lo más sorprendente es que este receptor, denominado OR2AT4, cuando se activa con el aroma, pone en marcha una vía de señalización quedesencadena la proliferación y migración más rápida de las células de la piel, dos procesos que facilitan la cicatrización y curación de las heridas, como han demostrado en cultivos de piel humana.

Árbol sagrado

Este poder sanador del sándalo, constituye un posible punto de partida para el diseño de nuevos fármacos y cosméticos con propiedades terapéuticas, señalan los investigadores. “Aún así, no hay que olvidar que las fragancias concentradas deben ser manejados con cuidado, hasta que hayamos comprobado cuáles son las funciones de los diferentes tipos de receptores olfativos encontrados en células de la piel”, advierten.

Sin esperar a que lleven a cabo sus investigaciones, la esencia de madera de sándalo, una sustancia artificial con igual aroma que el árbol, en estado puro y cuando no es debidamente manipulado o es inhalado en exceso puede causar irritación en la piel, ojos y vías respiratorias.

El sándalo (Santalum álbum) es un árbol originario de la India y otras partes de Asia. No debe confundirse con lo que aquí denominamos sándalo de jardín o hierba buena, que es una especie herbácea. En la India el sándalo es un árbol sagrado, esta en la lista de especies vulnerables. Para protegerlo ha sido declarado propiedad nacional y sólo permiten su tala cuando el ejemplar tiene más de 30 años, que ya empieza a debilitarse.

Una de las propiedades medicinales del sándalo, reconocidas desde antiguo, es precisamente su capacidad para mejorar las dolencias de la piel, como pequeñas grietas, excesiva sequedad o incluso irritaciones de origen alérgico. Y ahora este trabajo de los investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum da la razón a la sabiduría popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s